Signo de crecimiento, de trayectorias...



Este viernes 29 de diciembre se realizó la celebración de cierre del año en la Escuela de Oficios Don Bosco. 

Una instancia de encuentro con la familia y la comunidad barrial en el que se lleva adelante el reconocimiento a los educadores y en especial a los adolescentes que que finalizaron los cursos.

 

Los estudiantes reciben sus diplomas como constancia de los saberes adquiridos, pero también como signo de una trayectoria realizada, plagada de encuentros, de aciertos y errores que nos ayudan a crecer y tomar impulso, para afrontar los desafíos y aprovechar mejor las oportunidades que se presentan.